La mayoría de los casos de Ómicron en Estados Unidos resultaron con síntomas leves en personas vacunadas

La mayoría de los casos de Ómicron en Estados Unidos resultaron con síntomas leves en personas vacunadas

Entre los 43 pacientes estudiados no hubo ningún muerto, y sólo un hombre que había sido inoculado estuvo dos días internado. Ante el aumento de los contagios, el estado de Nueva York volvió a imponer la obligatoriedad del uso de máscaras en espacios cerrados

La mayoría de los casos de la variante Ómicron de COVID-19 en los Estados Unidos han resultado en enfermedades leves en personas vacunadas, dijeron el viernes los Centros para el Control de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inlgés).

De los primeros 43 contagios investigados, 34 corresponden a personas que estaban completamente vacunadas, dijeron los CDC, incluidas algunas que habían recibido vacunas de refuerzo. La mayoría reportó síntomas leves.

Sólo un paciente vacunado fue hospitalizado durante dos días, y no hubo muertos.

“Como con todas las variantes, existe un desfasaje entre la infección y los resultados más graves, y se esperaría que los síntomas fueran más leves en las personas vacunadas”, escribieron los investigadores de los CDC en el Informe Semanal de Morbilidad y Mortalidad de la agencia, citado por Bloomberg.

Después de meses de advertencias de que las vacunas son la única manera de evitar un nuevo desastre a raíz del COVID-19, Estados Unidos se está precipitando hacia una crisis navideña.

En ese contexto, la gobernadora de Nueva York, Kathy Hochul, ordenó a todas las empresas que vuelvan a exigir el uso de máscaras en los espacios cerrados si no impusieron la obligatoriedad de las vacunas.

Hochul dijo que la decisión de restablecer la obligatoriedad de la mascarilla se basó en el creciente número de casos y hospitalizaciones, que han sido especialmente pronunciadas en partes del norte del estado de Nueva York.

Nueva York promulgó un mandato de uso de máscara al comienzo de la pandemia, por abril de 2020, que duró más de un año. El nuevo mandato entrará en vigor desde el lunes hasta el 15 de enero, después de lo cual el estado reevaluará la situación.

“Estamos entrando en una época de incertidumbre y podríamos estancar aquí o nuestros casos podrían salirse de control”, advirtió Hochul en una aparición pública en la ciudad de Nueva York.

Nueva York se une así al grupo de varios estados con ordenanzas similares de uso de máscaras en interiores, incluidos Washington, Oregón, Illinois, Nuevo México, Nevada y Hawai.

La noticia fue bienvenida en Lake Placid Christmas Company, una tienda en Main Street en el pueblo turístico de Adirondack. “Todos nuestros empleados usan máscaras, pero dejamos de exigir que los clientes las usen porque era demasiado difícil de hacer cumplir”, dijo el gerente Scott Delahant. “Francamente, me cansé de discutir con la gente”.

El estado registró más de 68.000 casos positivos para el virus en el período de siete días que terminó el miércoles. Es el máximo en cualquier tramo de siete días desde principios de febrero.

“Nos dirigimos hacia arriba en una dirección que ya no encuentro sostenible”, dijo Hochul.

Hochul anunció la obligatoriedad del uso de máscaras en una agencia de servicios sociales en el lado oeste de Manhattan, donde la mayoría de las personas ya usan máscaras. La ciudad de Nueva York requiere vacunas para los gimnasios, el entretenimiento y las cenas en restaurantes en el interior, por lo que los lugares que requieren vacunas no se verán afectados por la nueva regla.

Aunque muchos la apoyan, la obligatoriedad del uso de máscaras también se han convertido en un tema candente. Los funcionarios electos del Partido Republicano dijeron del anuncio de Hochul que es una carga innecesaria para las empresas.

“Este mandato de máscaras más reciente es la extralimitación del gobierno en su peor momento”, dijo el asambleísta republicano Mike Lawler de los suburbios del condado de Rockland. “En todo el estado de Nueva York, estamos recibiendo inyecciones en armas y nuestra tasa de vacunación es una de las más altas del país”.

Hochul dijo que los infractores podrían enfrentar sanciones civiles y penales, incluida una multa máxima de USD 1.000. Los departamentos de salud locales estarán a cargo de hacer cumplir los requisitos.

Con información de AP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *