Ablación láser: ¿en qué consiste esta técnica quirúrgica?

Ablación láser: ¿en qué consiste esta técnica quirúrgica?

La ablación láser se ha convertido en un tratamiento relevante para los tumores cerebrales y la epilepsia. Además, tiene otros usos en medicina. ¡Descúbrelos!
Ablación láser: ¿en qué consiste esta técnica quirúrgica?

La ablación láser es un procedimiento que tiene diversas aplicaciones en la industria. Asimismo, se usa como técnica quirúrgica para tratar diversos problemas de salud. Para ser más exactos, se aplica en el tratamiento de afecciones cutáneas, en odontología y para eliminar tumores, inclusive en el cerebro.

Una de sus ventajas frente a otras intervenciones es que no es invasiva y los pacientes tienen la posibilidad de volver a sus rutinas en máximo 48 horas. ¿Te interesa saber más al respecto? A continuación detallamos cómo es el proceso, cuáles son sus beneficios y si hay riesgos relacionados con su uso.

¿Qué es ablación láser y para qué se usa?

En medicina, la ablación láser es una intervención que suele emplearse en el tratamiento de la epilepsia y los tumores cerebrales. Como lo explica un artículo divulgado en Journal of Functional Biomaterials, el método emplea un láser y un medio que transporta su luz dentro del tejido.

En concreto, el láser proporciona una luz monocromática —que se emite a una longitud de onda específica— la cual interactúa con el tejido que se va a intervenir. El medio que se utiliza suele ser una fibra óptica que se encarga de movilizar la luz láser hacia el interior de los órganos.

La generación de calor en los tejidos y, por ende, el efecto de este procedimiento, está determinado en gran medida por los siguientes factores: 

  • La longitud de onda de la luz láser.
  • La configuración del láser (potencia, energía y tiempo de tratamiento).
  • Las propiedades físicas del tejido.
  • Las características de emisión del aplicador óptico.
¿Qué es ablación láser y para qué se usa?
En la ablación láser se emite una longitud de onda sobre el tejido que se quiere intervenir. Su intensidad varía de acuerdo a la afección que se está tratando.

Principales usos

La epilepsia y los tumores en el cerebro suelen ser intervenidas con este tratamiento. Más allá de esto, la literatura científica menciona otros tipos de tumores, como los siguientes:

  • Teratoma cardiaco fetal.
  • Tumores en el tracto urinario,
  • Nódulos tiroideos benignos,
  • Tumores cerebrales ubicados en zonas de difícil acceso.

Entre otras cosas, como técnica quirúrgica se emplea en el campo de la odontología para diversos procedimientos de endodoncia (incisión de la pulpa), periodoncia (tratamiento de abscesos), cosmética dental (blanqueamiento, despigmentación), entre otros.

También se explora su uso como tratamiento para lo siguiente:

  • Herpes labiales.
  • Aftas.
  • Hematomas.
  • Venas várices.
  • Eliminar tatuajes.

¿Cómo es el procedimiento de ablación láser?

La aplicación de la ablación láser como técnica quirúrgica es un procedimiento delicado. En primer lugar, es necesario realizar varios estudios previos para un diagnóstico preciso. Si se trata de una formación tumoral, habrá que hacer pruebas como la resonancia magnética.

Una vez se toma la decisión de realizar el tratamiento, se fija la fecha del mismo. En cuanto a la preparación previa, esto puede variar y lo debe establecer el equipo médico. Llegado el día, se seda al paciente y se ingresa al quirófano.

Una vez allí —y si se requiere— hay que realizar una incisión. Esto puede ocurrir, por ejemplo, cuando se trata de un tumor cerebral. De ser así, es necesario hacer una perforación en el cráneo.

Luego, se introduce la sonda con el láser y se aplica calor concentrado en la zona que se quiere tratar, hasta destruir el tejido. En la misma medida, el equipo médico va monitoreando para controlar que no se afecten los tejidos cercanos y para evitar sangrados u otras complicaciones.

Beneficios y ventajas de la ablación láser

Son diversos los beneficios en cuanto al tratamiento y, por supuesto, los resultados de la ablación láser. Y a pesar de que se trata de una técnica algo compleja, también tiene ventajas en comparación con otros procedimientos.

Al respecto, se destacan los siguientes aspectos:

  • Permite tratar diversas afecciones cutáneas, por ejemplo, pápulas perladas.
  • Es una técnica menos invasiva.
  • No hay que hacer grandes incisiones.
  • En odontología, se reduce el uso de anestesia.
  • El paciente experimenta menos dolor.
  • Relativamente más segura que la cirugía tradicional, en cuanto a complicaciones operatorias.
  • La sonda que se utiliza puede llegar a zonas de difícil acceso.
  • Menor tiempo de operación, aunque esto varía de acuerdo al problema de salud.
  • Se reducen los riesgos de infección, ya que las heridas son pequeñas.
Tratamientos de las lesiones vasculares
La ablación láser se emplea en tratamientos contra tumores, venas varicosas y problemas dentales.

Posibles riesgos y efectos secundarios

No se señalan mayores riesgos, daños o efectos secundarios relacionados con el uso de la ablación láser como técnica quirúrgica. Se  dice que no genera efectos nocivos en los demás tejidos. Si bien es un procedimiento delicado, no debería haber inconvenientes.

La entrada Ablación láser: ¿en qué consiste esta técnica quirúrgica? se publicó primero en Red De Noticias .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *