Cadáveres de víctimas de incendio en El Bronx estaban esparcidos en pasillos y escaleras; edificio con docenas de quejas y dueño en equipo del alcalde  

Cadáveres de víctimas de incendio en El Bronx estaban esparcidos en pasillos y escaleras; edificio con docenas de quejas y dueño en equipo del alcalde  

 Miguel Cruz Tejada 

 NUEVA YORK._ Los cadáveres de las 19 víctimas fatales -10 adultos y 9 niños – del devastador incendio en el edificio 333 de 19 pisos en la calle 181 Este en el vecindario Fordham Heights en El Bronx, estaban esparcidos en los pasillos y escaleras de los 120 apartamentos con que cuenta el inmueble. Otros 63 residentes resultaron heridos, 31 de gravedad, incluyendo numerosos menores.  

El siniestro, que comenzó a  las 11:00 de la mañana y de cinco alarmas fue controlado por 200 bomberos a la 1:00 de la tarde. 

Los bomberos rescataron a innumerables residentes de la estructura de gran altura evacuándolos a través de ventanas y bajando escaleras. Varios bomberos se quedaron sin oxígeno. 

 El fuego, provocado por un recalentamiento de un calentador eléctrico en una unidad a la que los inquilinos dejaron la puerta abierta, lo que facilitó la expansión del humo, hizo que las víctimas murieran asfixiadas y por ataques cardíacos, reveló anoche el comisionado del Departamento de Bomberos (FDNY),  Daniel Nigro, quejándose de que a pesar de las denuncias, las autoridades de viviendas no hicieron nada para hacer que el propietario corrigiera las fallas en la calefacción y las violaciones a los códigos de construcción. 

Nigro detalló que el fuego se originó en una unidad dúplex entre el segundo y tercer piso donde estaba el calentador. 

El edificio, construido en 1972 e inaugurado en 1973 recibió 32 quejas por falta de calefacción en 2021 en llamadas hechas al número de emergencias de la ciudad, 311. 

Rick Gropper, actual dueño de la estructura formó parte del comité de viviendas en el equipo de transición del alcalde Eric Adams, se confirmó mientras docenas de familiares de las víctimas siguen buscando a sus parientes en hospitales de la ciudad. 

Adams, hablando en conferencia de prensa en la escena ayer en la tarde ordenó que las banderas de la ciudad sean izadas  a media asta hasta el atardecer del miércoles 12 de enero en memoria de las víctimas, esperándose que la gobernadora Kathy Hochul haga lo propio con las instituciones estatales. 

Una lluvia de críticas ha caído sobre los responsables de la Autoridad de Viviendas de la ciudad de bocas de influyentes líderes como el congresista boricua Richie Torres, quien criticó  la indolencia de los dueños de edificios para asumir sus responsabilidades con la ley. 

El concejal dominicano Oswald Feliz en el distrito 15 de El Bronx, jurisdicción del edificio siniestrado calificó de terrible la tragedia y llamó a la comunidad a dar sólido a poyo a las familias de las víctimas y los desplazados. 

“Horrible incendio de cinco alarmas en un edificio de 19 pisos en mi distrito. Muchas lesiones graves. Estaremos trabajando con las  familias afectadas en cada paso del camino, para garantizar que reciban vivienda, ropa, alimentos y todo lo necesario”, escribió Feliz en cuenta twitter. 

Varios sobrevivientes del siniestro, entre estos las dominicanas Dileny Rodríguez y Karen de Jesús, el dominicano Luis Rosa y el caucásico Joseph Brannigan, sobreviviente de cáncer, relataron los momentos de horror y miedo que vivieron estando dentro del edificio y cómo pudieron salir. 

Brannigan dijo que estaba tratando de escapar del siniestro junto a un sobrino cuando creyó que nunca iba a salir. 

El sobrino le advirtió que debían irse, pero él colapsó cayendo al piso, siendo ayudado por el pariente y un rescatista de los bomberos. 

“Si no hubiera sido por el bombero, estuviera muerto”, señaló. 

Karen narró que su apartamento estaba completamente oscuro y nublado por la densidad del humo negro y que al menos una vecina suya murió aunque no la identificó. 

“También quedó mucha gente herida y muertos”, añadió la dominicana. 

Ha sido el más feroz incendio en la ciudad en tres décadas. 

Los bomberos llegaron en tres minutos luego de la llamada de alerta, pero la puerta del apartamento quedó abierta lo que permitió que el humo se extendiera rápidamente por todo el edificio, explicó Nigro.  

Los residentes atrapados rompieron las ventanas para tomar aire y colocaron toallas mojadas bajo las puertas mientras el humo salía de un apartamento del piso inferior donde se inició el incendio. Se vio a varios niños cojeando y recibiendo oxígeno después de que los sacaran. Los evacuados tenían la cara cubierta de hollín. 

Los bomberos encontraron víctimas en todos los pisos, muchas de ellas con paros cardíacos y respiratorios, explicó Nigro. “Algunas personas no pudieron escapar debido al volumen de humo», dijo. 

El comisionado de bomberos dijo que la mayoría de las víctimas sufrieron de grave inhalación de humo. 

El alcalde la gobernadora y el senador de Nueva York y líder del senado, Chuck Schumer, prometieron ayuda de la ciudad, del estado y el Gobierno federal para los damnificados. 

«Somos una ciudad en shock», dijo la gobernadora, quien luego puso un mensaje en sus redes sociales con imágenes donde se le ve consolando a una dominicana y un afroamericano. 

«A todos los afectados por el devastador incendio hoy en El Bronx: No los abandonaremos. No los olvidaremos. Estamos aquí para ustedes», escribió la gobernadora. 

Adams dijo por su parte que habrá ayuda social y emocional no solo para los damnificados en general, sino en particular para los muchos niños que residían en el edificio y que sobrevivieron el siniestro. 

Se dijo igualmente, que se atenderán las necesidades de vivienda de los damnificados. 

Se habla de que muchos de los residentes del edificio son inmigrantes, tanto de África como de Latinoamérica entre ellos, docenas de dominicanos.  

El alcalde Adams mencionó en específico a Gambia, país de África Occidental de donde  son algunos de los residentes que profesan la religión musulmana. 

El edificio de 120 unidades del complejo Twin Parks North West se construyó en  como parte de un proyecto para construir viviendas modernas y asequibles en El Bronx. 

El monótono edificio marrón se cierne sobre una intersección de edificios de ladrillo más pequeños y envejecidos que dan a la avenida Webster, una de las principales vías de El Bronx. 

Los apartamentos hasta el piso 12 también tenían las ventanas rotas. La intersección estaba repleta de vehículos de la policía y de los bomberos, y los curiosos seguían sacando fotos con sus teléfonos móviles de la estructura mientras caía la noche. 

Nigro y Adams calificaron el desastre del domingo como uno de los peores incendios en tres décadas.  

Hace más de 30 años, el 25 de marzo de 1990, se provocó un incendio intencional en el club social “Happy Land” en el Bronx y murieron 87 personas. 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *