Donald Trump habló desde la Casa Blanca en medio de un reñido

Visitas : 102

Donald Trump habló desde la Casa Blanca en medio de un reñido conteo de votos: “Si cuentas los votos legales, gano fácilmente”

El presidente de Estados Unidos acusó a los demócratas de intentar “amañar las elecciones, tratando de cometer fraude”: “No permitiremos que la corrupción robe las elecciones”. Su camino hacia la victoria es más complicado que el de Joe Biden y necesita ganar los cuatro estados clave que continúan en disputa para lograrla.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, realizó una declaración pública este jueves por la tarde, en el marco de un reñido conteo de votos para determinar quien será el próximo ocupante de la Casa Blanca. El mandatario volvió a denunciar fraude y aseguró que si se cuentan “los votos legales”, se impuso “fácilmente” a Joe Biden.

Desde la casa presidencial, empezó su discurso asegurando que su equipo de campaña realizará todos los “esfuerzos para proteger la integridad de las importantes elecciones del 2020”. “Si cuentas los votos legales, gano fácilmente. Si cuentas los ilegales, pueden intentar robarnos la elección”. “Los aparatos de votación de todos los estados dirigidos por demócratas estaban ganando en todos los lugares clave por mucho. Entonces nuestros números comenzaron a disminuir en secreto; no permitieron observadores legales. Fuimos a la Corte y conseguimos los observadores, y querían que se fueran. Predije esto. Estuve hablando sobre la votación por correo por mucho tiempo. Destruyó nuestro sistema, hace que la gente sea corrupta”.

“Nunca pensaron que podrían ganar las elecciones, por eso hicieron el voto por correo. Le dijeron a todos que esto pasaría”, agregó.

En esa línea, acusó a los demócratas de intentar “amañar las elecciones, tratando de cometer fraude”: “No permitiremos que la corrupción robe las elecciones. No permitiremos que nadie silencie a nuestros votantes (…) “Ganamos muchas victorias a pesar de la interferencia electoral de los grandes medios de comunicación, la tecnología y el dinero. Las encuestas se equivocaron. Eran tan ridículas y todo el mundo lo sabía. No hubo una ola azul, hubo una ola roja. Estaban impresionados. Mantuvimos el Senado”.

Por su parte, el mandatario indicó que este “fue el año de la mujer republicana”: “Se eligió a más mujeres al Congreso que nunca antes”. Señaló, además, que es el republicano que logró más “votos no blancos” en 60 años, y destacó que su parte cosechó cuatro millones más de votantes, en la que fue, “la mayor participación en la historia del Partido Republicano”.

El mandatario no aparece en público desde el miércoles por la madrugada, cuando aseguró que ya se había impuesto en los comicios y denunció fraude. Desde entonces, Trump ha reiterado el mensaje a través de su cuenta de Twitter y en el plano legal: su campaña ha interpuesto acciones legales en cuatro estados -Pensilvania, Nevada, Michigan y Georgia- para frenar el conteo de votos. No obstante, dos de ellas ya han sido rechazadas.

Trump adelantó en sus redes sociales este jueves por la tarde que denunciará fraude en “todos los recientes estados” ganados por Biden.

El ex vicepresidente, por su parte, más temprano brindó un breve discurso ante la prensa. El candidato demócrata volvió a pedir a la población que se mantenga paciente mientras continúa el conteo de votos. Desde su centro de campaña en Wilmington, Delaware, reiteró que se siente bien sobre los resultados y que éstos se sabrán “muy pronto”: “No tenemos dudas de que cuando termine el conteo la senadora (Kamala) Harris y yo seremos los ganadores. Les pido a todos que mantengan la calma. El proceso está funcionando, pero tenemos que contar los votos”.

El proceso electoral está avanzando con lentitud en la tarde del jueves, y la única manera de que un candidato logre los votos electorales necesarios para ganar las elecciones es una victoria de Biden en Georgia o Pensilvania. Nevada y Carolina del norte, los otros estados clave en disputa, ya anunciaron que no reportarán resultados concluyentes el jueves.

Las autoridades de Georgia confirmaron este jueves que quedan menos de 50 mil votos para contar en el estado, mientras la ventaja del presidente republicano continúa reduciéndose. Biden también continúa recortando la diferencia en Pensilvania y ya se ubica a menos de 100.000 votos del mandatario.

Trump sufrió dos reveses judiciales en su intento de detener los recuentos de votos en estados clave. Las autoridades judiciales de Michigan y Georgia rechazaron las demandas presentadas por la campaña del presidente. Pese a los fallos adversos, quedan pendientes las demandas presentadas en Nevada y Wisconsin, otros de los estados clave en estas elecciones.

Donde Trump sí ganó la demanda que realizó en las últimas horas es en Pensilvania, otro de los estados clave que aún no confirmó los resultados finales. El fallo de la Corte de la Mancomunidad estatal le permite a los observadores de su equipo de campaña supervisar más de cerca el conteo de votos. Sin embargo, no detiene el escrutinio ni invalida ninguna parte del cómputo que se ha hecho hasta el momento.

La orden judicial permite a los observadores de la campaña de Trump situarse a una distancia de menos de 1,8 metros (seis pies) de cualquier mesa donde se estuviera llevando a cabo el cómputo de votos, para supervisar mejor el proceso.

En Pensilvania, donde se espera que el escrutinio se alargue al menos hasta el viernes, el mandatario aventajaba a Biden por más de 120.000 votos con el 92% escrutado, aunque a primera hora del jueves aún quedaban por contar más de 700.000 sufragios y se espera que la mayoría favorezca al candidato demócrata.

Para lograr la reelección, el presidente republicano necesita ganar en todos los estados que quedan por confirmar los resultados: Nevada, Alaska, Pensilvania, Georgia y Carolina del Norte. A Biden, en cambio, le alcanza con ganar sólo uno de ellos para llegar a la Casa Blanca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *