¿Cuáles son las causas del paladar inflamado?

¿Cuáles son las causas del paladar inflamado?

Entre las causas de un paladar inflamado tenemos los traumatismos, las aftas, las infecciones, el alcoholismo, el tabaquismo y hasta el cáncer. En este artículo las explicamos a todas.
¿Cuáles son las causas del paladar inflamado?

Las causas que originan un paladar inflamado son variadas. Desde traumatismos que provocan heridas en la mucosa de esta parte de la boca hasta procesos malignos que se expresan allí.

Reconocer una inflamación del paladar a tiempo para buscar atención es clave. Será el odontólogo quien determine finalmente el diagnóstico y realice el tratamiento, pero mientras tanto, es importante no dejar pasar los síntomas y los signos que dan cuenta de la existencia de un problema.

En este artículo vamos a analizar cuáles son las causas del paladar inflamado y cómo se manifiestan. Sigue leyendo y entérate todo sobre los principales agresores del techo de la boca.

¿Qué es el paladar?

La boca es una cavidad que está delimitada por paredes, un piso y un techo. A los costados se cierra con las mejillas y abajo con la lengua y las estructuras que se hallan por debajo de la misma. Al frente están los labios y todo está recubierto de mucosa.

El techo de la cavidad oral es el que nos ocupa ahora. Se trata del paladar, una estructura anatómica que tiene una porción dura al frente, en la zona más cercana al exterior, y una porción blanda al fondo.

El paladar duro tiene hueso. De allí su nombre. Pero no es un solo tejido óseo, sino que dos elementos se combinan a cada lado para dar soporte. Ellos son el maxilar superior y el palatino.

Esta parte dura ocupa los dos tercios anteriores del techo de la boca. Por detrás, completando el tercio posterior, encontramos al paladar blando, que no tiene hueso y se conforma por músculos.

En la zona de unión de ambos paladares está el rafe medio. Se visualiza como una línea de 2 centímetros de ancho que es más pálida que el resto de los tejidos. La misma es normal y no debe confundirse con un proceso inflamatorio.

El final del paladar blando tiene la úvula o campanilla. Esta es una extensión de tejido blando en forma de letra U que se proyecta hacia la faringe. Se supone que tiene la función de evitar que los alimentos pasen a la vía respiratoria, haciendo las veces de tapa para que no asciendan sustancias desde la boca hacia la nariz.

Las rugosidades del paladar, también conocidas como rugas palatinas, son normales. Aunque en el ser humano no se visualizan tanto, hay animales que las tienen más desarrolladas para que participen en el proceso masticatorio.

Causas del paladar inflamado

Ahora que ya conoces cómo es el paladar, podemos abordar las causas de que el mismo se inflame. Es una situación bastante frecuente, que a veces podemos vincular con el hecho de haber tomado una bebida caliente, por ejemplo, pero que en otras ocasiones amerita una consulta odontológica.

Como veremos más adelante, la existencia de otros signos acompañantes de la inflamación es útil para distinguir una causa de la otra. En definitiva, ante la persistencia de la hinchazón, lo ideal es concretar una consulta.

Traumatismos

Un trauma es una agresión física contra una estructura anatómica. En este caso, hacemos referencia a cualquier agresión que se produzca sobre el paladar duro o sobre el paladar blando.

No se trata de episodios intencionales. La mayoría de ellos están relacionados con la ingesta de líquidos calientes o la toma de alimentos que tienen alguna superficie capaz de dañar la mucosa que recubre el techo de la boca.

Las comidas o bebidas calientes suelen inflamar el paladar y provocar ampollas. Es una agresión térmica que daña las capas más superficiales y blandas de la boca. A veces no se expresa más que con una irritación que cambia el color de la mucosa; mientras que otras veces hay edema y aumento de tamaño de los tejidos, lo que se percibe como una molestia para tragar.

Los traumatismos por rascado del paladar son infrecuentes. De todas maneras, es posible que intentemos quitar un resto de comida atascado entre los dientes o pegado al paladar con las uñas, rasguñando el techo bucal.

Si bien las heridas cicatrizarán luego, es importante evitar estas prácticas agresivas. Sobre todo en pacientes diabéticos, por ejemplo, que tienen dificultades para la cicatrización.

Los traumatismos por alimentos o por rascado no deben perdurar en el tiempo como causas de un paladar inflamado. Si se originó una herida que no sana o una inflamación que no se resuelve por sí sola, entonces es preciso programar una visita odontológica para realizar un análisis detallado.

Bebida caliente que causa paladar inflamado.
Las bebidas muy calientes pueden lastimar el paladar. Ese mismo día o al día siguiente notaremos inflamación en la zona.

Aftas bucales

Las aftas bucales pueden iniciar como una inflamación del paladar, antes de expresarse con su forma característica. Se trata de lesiones benignas y autolimitadas. Es decir, el cuerpo es capaz de solucionarlas en el transcurso de una semana, aproximadamente.

La forma característica de la que hablamos es la de una elevación de la mucosa oral al principio, que luego se convierte en ulceración, de poca profundidad. El color es blanco y los bordes, rojos, tienden a adquirir una conformación circular u ovalada.

Puede presentarse una sola afta bucal o varias al mismo tiempo. Las zonas de la boca afectada con mayor frecuencia son los lados internos de las mejillas, los labios, la lengua y las encías. De todas maneras, la mucosa del paladar no está exenta.

Esta es una de las causas de paladar inflamado que resulta momentánea. La inflamación aparecerá en la zona que luego alojará el afta. Cuando la llaga se exprese por completo, el diagnóstico quedará claro.

Las causas de las aftas bucales no están claras por completo. La teoría más aceptada es que se combinan diversos factores de riesgo en un mismo momento para que hagan su aparición. Entre ellos podemos mencionar a los siguientes:

  • Un trauma sobre la mucosa de la boca, por morderse, por un tratamiento odontológico, por el uso de ortodoncia, por la ingesta de alimentos calientes.
  • Reacciones de hipersensibilidad a ciertos productos alimenticios. Los que más se asocian a las llagas son el chocolate, los picantes y los frutos rojos.
  • Carencia de vitamina B12 o de hierro.
  • Estrés.
  • Variaciones hormonales.

Abuso de alcohol

El alcoholismo tiene efectos negativos en casi todo el organismo. En concreto, en la cavidad oral es capaz de ser una de las causas de paladar inflamado, además de incrementar el riesgo de cáncer bucal.

Una de las explicaciones de este fenómeno tiene que ver con la deshidratación o pérdida del balance hidroelectrolítico. Cuando se consume demasiado alcohol y con frecuencia, se alteran las regulaciones de la cantidad de agua del organismo. Esto se debe al aumento de las micciones, con la consecuente pérdida de agua que no se repone.

La deshidratación puede provocar edemas. Es decir, acumulación de líquido en las partes blandas del cuerpo por la salida de agua desde el sistema circulatorio hacia fuera del mismo. De esta manera, el paladar se hincha y aumenta de volumen.

La inflamación palatina por alcohol no es la consecuencia más grave en la cavidad oral. Como dijimos, el alcoholismo es un factor de riesgo para el desarrollo de cáncer en la boca, incluido el paladar.

Tabaquismo

Al igual que sucede con el alcohol, el tabaquismo tiene efectos deletéreos sobre la salud general. En la boca, sus consecuencias negativas son variadas, desde aspectos estéticos superficiales hasta el cáncer.

Un cuadro típico de los fumadores es la leucoqueratosis nicotínica del paladar. También se la conoce como estomatitis nicotínica. Es un cuadro benigno que se ha registrado sobre todo en personas que fuman con pipa.

Los pacientes presentan inflamaciones en el paladar duro. Se observan como elevaciones de color blanco que cuando se unen entre sí conforman un aspecto de calle empedrada. Además se ven puntos rojos que corresponden a los conductos excretores inflamados de las glándulas salivales menores del paladar. Esto determina el diagnóstico si se tiene el dato de que la persona es fumadora.

La leucoqueratosis nicotínica del paladar no evoluciona a cáncer. De todas formas, se recomienda el cese del tabaquismo para revertir el proceso y prevenir otras lesiones cancerígenas en la boca.

Un problema menos frecuente, pero de cuidado extremo, es el asociado al hábito de fumar invertido. Esta práctica consiste en insertar el cigarrillo encendido al revés, con la punta prendida dentro de la cavidad bucal.

Esta modalidad se ha asociado a cáncer de paladar. El riesgo de padecerlo es mayor entre las mujeres que fuman invertido y es significativamente superior si se lo compara con el tabaquismo tradicional.

Estomatitis

La estomatitis es una inflamación de la boca que puede aparecer en cualquier región de la misma. Esto implica al paladar. Aunque el término es un tanto inespecífico, sirve para englobar a aquellas patologías infecciosas o autoinmunes que comparten esta presentación.

En la estomatitis hay inflamación, dolor en la boca y hasta presencia de llagas o ulceraciones. Dependerá del agente causal de base la clínica con la que se presente.

La estomatitis herpética es una de las causas de paladar inflamado que se presenta con mayor frecuencia en este grupo de trastornos. El culpable es el virus del herpes simple (VHS) que origina ampollas dentro de la boca; cuando las mismas se rompen, queda una ulceración muy molesta que dificulta la alimentación y hasta la fonación.

Sin embargo, no solo el VHS es responsable de las estomatitis infecciosas. También se cuentan entre los agentes etiológicos a los siguientes:

  • Citomegalovirus.
  • Estreptococos.
  • Candida albicans.

Por su parte, la estomatitis autoinmune es un proceso de formación de aftas dentro de la cavidad bucal como parte de un cuadro clínico mayor que responde a una enfermedad sistémica. Entre las patologías del sistema inmunitario que causan paladar inflamado, junto con otros signos en la boca, tenemos a las siguientes:

  • Lupus eritematoso sistémico.
  • Síndrome de Reiter.
  • Granulomatosis de Wegener.
  • Síndrome de Sweet.
Problemas en el paladar.
Muchas enfermedades de la boca pueden asentarse en el paladar. Aunque algunos trastornos son propios de esta región anatómica.

Cáncer de paladar

Como todos los procesos neoplásicos, el cáncer de paladar es multifactorial. Diversos factores intervienen para que las células crezcan de forma descontrolada y originen un tumor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *