Los manifestantes de Wisconsin chocan con la policía después de que los oficiales dispararan a un hombre negro por la espalda varias veces

La policía de Wisconsin dispara a un hombre negro mientras sus hijos miran desde un vehículo, dice un abogado

La ciudad del sureste de Wisconsin se convirtió en el último punto de inflamación de la nación en un verano de disturbios raciales después de que las imágenes de un teléfono celular de la policía disparando a Jacob Blake, aparentemente en la parte trasera, mientras se inclinaba en su SUV mientras sus tres hijos estaban sentados en el vehículo, circularon ampliamente en las redes sociales el domingo. . El joven de 29 años fue hospitalizado en estado grave.

El tiroteo provocó la condena del gobernador demócrata Tony Evers, quien también llamó a 125 miembros de la Guardia Nacional el lunes después de que los manifestantes prendieran fuego a automóviles, rompieran ventanas y se enfrentaran con agentes antidisturbios la noche anterior.

La policía disparó gas lacrimógeno por primera vez el lunes unos 30 minutos después de las 8 p.m. el toque de queda entró en vigor para dispersar a los manifestantes que corearon, “Sin justicia, no hay paz” mientras se enfrentaban a una fila de agentes que vestían equipo de protección y se paraban hombro con hombro frente a la entrada del juzgado. Pero cientos de personas se quedaron, gritando a la policía y encendiendo incendios, incluso a un camión de basura cerca del juzgado.

Las tensiones habían estallado nuevamente el lunes temprano después de que una conferencia de prensa con el alcalde de Kenosha, John Antarmian, que originalmente se llevaría a cabo en un parque, fue trasladada dentro del edificio de seguridad pública de la ciudad. Cientos de manifestantes se apresuraron al edificio y una puerta se rompió antes de que la policía con equipo antidisturbios rociara con gas pimienta a la multitud, que incluía a un fotógrafo de The Associated Press.

La policía en el antiguo centro de fabricación de automóviles de 100.000 personas a medio camino entre Milwaukee y Chicago dijo que estaban respondiendo a una llamada sobre una disputa doméstica cuando se encontraron con Blake el domingo. No dijeron si Blake estaba armado o por qué la policía abrió fuego, no dieron a conocer detalles sobre la disputa y no revelaron de inmediato la raza de los tres oficiales en el lugar.

El hombre que dijo que hizo el video del teléfono celular, Raysean White, de 22 años, dijo que vio a Blake pelearse con tres oficiales y los escuchó gritar: “¡Suelta el cuchillo! ¡Suelta el cuchillo! ” antes de que estallaran los disparos. Dijo que no vio un cuchillo en las manos de Blake.

El gobernador dijo que no ha visto información que sugiera que Blake tuviera un cuchillo u otra arma, pero que el caso aún está siendo investigado por el Departamento de Justicia del estado.

Los agentes fueron puestos en licencia administrativa, práctica habitual en un tiroteo por parte de la policía. Las autoridades no revelaron detalles sobre los oficiales y no respondieron de inmediato a las solicitudes de sus registros de servicio.

Evers se apresuró a condenar el derramamiento de sangre y dijo que, si bien no se conocían todos los detalles, “lo que sabemos con certeza es que él no es el primer hombre o persona de raza negra que ha sido baleado, herido o asesinado sin piedad a manos de individuos en la ley”. aplicación en nuestro estado o nuestro país “.

El candidato presidencial demócrata Joe Biden dijo que los oficiales “deben rendir cuentas”.

“Esta mañana, la nación se despierta una vez más con dolor e indignación porque otro estadounidense negro es víctima de la fuerza excesiva”, dijo, poco más de dos meses antes del día de las elecciones en un país que ya se vio afectado por la reciente muerte de George Floyd en Minneapolis, Rayshard Brooks en Atlanta y Breonna Taylor en Louisville, Kentucky. “Esos disparos perforan el alma de nuestra nación”.

Los republicanos y el sindicato policial acusaron a los políticos de apresurarse a juzgar, lo que refleja la profunda división partidista en Wisconsin, un estado clave en el campo de batalla presidencial. Los miembros del Partido Republicano de Wisconsin también condenaron las violentas protestas, haciéndose eco del tema de la ley y el orden que el presidente Donald Trump ha estado utilizando en su campaña de reelección.

“Como siempre, el video que circula actualmente no captura todas las complejidades de un incidente altamente dinámico”, dijo Pete Deates, presidente del sindicato policial de Kenosha, en un comunicado. Calificó la declaración del gobernador como “totalmente irresponsable”.

El tiroteo ocurrió alrededor de las 5 p.m. El domingo y fue capturado desde el otro lado de la calle en el video publicado en línea. La policía de Kenosha no tiene cámaras corporales, pero sí micrófonos corporales.

En las imágenes, Blake camina desde la acera alrededor de la parte delantera de su SUV hasta la puerta del lado del conductor mientras los oficiales lo siguen con sus armas apuntando y gritando. Cuando Blake abre la puerta y se inclina hacia la camioneta, un oficial agarra su camisa por detrás y abre fuego mientras Blake le da la espalda. Se pueden escuchar siete disparos, aunque no está claro cuántos golpearon a Blake o cuántos oficiales dispararon.

White, quien dijo que hizo el video, dijo que antes de los disparos, miró por la ventana y vio a seis o siete mujeres gritándose unas a otras en la acera. Unos momentos después, Blake llegó en su camioneta y le dijo a su hijo, que estaba parado cerca, que se subiera al vehículo, según White. White dijo que Blake no les dijo nada a las mujeres.

White dijo que salió de la ventana por unos minutos, y cuando regresó, vio a tres oficiales luchando con Blake. Uno golpeó a Blake en las costillas y otro usó una pistola paralizante, dijo White. Dijo que Blake se liberó y comenzó a alejarse mientras los oficiales gritaban por un cuchillo.

El abogado de derechos civiles Ben Crump, que representa a la familia de Blake, dijo que Blake estaba “simplemente tratando de hacer lo correcto al intervenir en un incidente doméstico”.

La policía no confirmó de inmediato el relato de ninguno de los dos.

La pareja de Blake, Laquisha Booker, le dijo a WTMJ-TV, afiliada de NBC en Milwaukee, que los tres hijos de la pareja estaban en el asiento trasero de la camioneta cuando la policía le disparó.

“Ese hombre, literalmente, lo agarró por la camisa y miró hacia otro lado y le estaba disparando. Con los niños en la parte de atrás gritando. Gritando ”, dijo Booker.

El abuelo de Blake, Jacob Blake Sr., fue un prominente ministro y líder de derechos civiles en el área de Chicago que ayudó a organizar una marcha y habló en apoyo de una ley de vivienda integral en Evanston, Illinois, días después del asesinato en 1968 del reverendo Martin Luther. Rey Jr.

Rachel Noerdlinger, publicista de National Action Network, dijo a The Associated Press que el reverendo Al Sharpton habló el lunes con el padre de Blake, quien llamó al líder de derechos civiles en busca de su apoyo. El padre de Blake hablará en la conmemoración de la Marcha en Washington de Sharpton el viernes, dijo Noerdlinger.

Karissa Lewis, directora de campo nacional de Movement for Black Lives, una coalición de más de 150 organizaciones lideradas por negros que conforman el movimiento Black Lives Matter más amplio, dijo que el tiroteo fue otro ejemplo de por qué los activistas han pedido que se eliminen los fondos de los departamentos de policía.

“No hay ningún tipo de capacitación o reforma que pueda enseñarle a un oficial de policía que está mal dispararle a un hombre negro por la espalda siete veces mientras sus hijos miran”, dijo Lewis en un comunicado compartido por primera vez con AP.

Los registros judiciales en línea indican que los fiscales del condado de Kenosha acusaron a Blake el 6 de julio de agresión sexual, allanamiento de morada y alteración del orden público en relación con el abuso doméstico. Se emitió una orden de arresto al día siguiente. Los registros no contienen más detalles y no incluyen un abogado para Blake.

No estaba claro si ese caso tuvo algo que ver con el tiroteo.

Crump, quien también ha representado a las familias Floyd y Taylor, dijo que la familia de Blake ha pedido que las manifestaciones en respuesta a su tiroteo sigan siendo pacíficas.

“No creen que la violencia sea la solución”, dijo.

Durante más de 100 años, Kenosha fue un centro de fabricación de automóviles, pero ahora se ha transformado en gran medida en una comunidad de dormitorios para Milwaukee y Chicago. La ciudad es aproximadamente 67% blanca, 11,5% negra y 17,6% hispana, según datos del censo de 2019. Tanto el alcalde como el jefe de policía son blancos. Aproximadamente el 17% de la población vive en la pobreza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *