El gobernador de Ohio, Mike DeWine, realiza una conferencia de prensa sobre el coronavirus

La cifra de muertos en Estados Unidos por coronavirus superó los 200.000 el martes, una cifra inimaginable hace ocho meses cuando el flagelo alcanzó por primera vez a la nación más rica del mundo con sus laboratorios brillantes, científicos de primer nivel y reservas de medicamentos y suministros de emergencia.

“Es completamente insondable que hayamos llegado a este punto”, dijo Jennifer Nuzzo, investigadora de salud pública de la Universidad Johns Hopkins.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *