Stephen Curry superó los triples de Miller con 570 tiros menos

Visitas : 182

Ray Allen todavía es el líder en tiros de tres de la historia de la NBA (2,973) y lo logró con un porcentaje (40%) que no da lugar al cuestionamiento de su puntería por más que las tendencias de hoy no reprima los fallos y dé licencia para tirar y tirar.

Sin embargo, en el iris del fanático que vio cómo ese recurso en la década de 1990 ganó terreno como herramienta ofensiva que cambió el juego la figura de Reggie Miller es imborrable más allá de esos ocho puntos en nueve segundos (incluyendo dos triples) para que los Pacers remonten a los Knicks en la semifinal del Este en 1995.

Esa habilidad de Miller de encestar a distancia, ya sea sin equilibrio o abierto lo convirtió en un símbolo, que fue llevado al cine e incrustado en la cultura musical en diversos géneros.

Que Stephen Curry haya elevado la técnica a otra dimensión es conocido, pero de la forma como el base de los Warriors ha desplazado a Miller en el listado de todos los tiempos no para de asombrar, ni siquiera a quienes acumulan décadas siguiendo el básquet.

El sábado, Curry dejó atrás la marca de Miller (2560) en el segundo lugar de la lista de todos los tiempos. A Miller le tomó 1,389 partidos y 6,486 disparos, con un porcentaje de 39.5% y se retiró con 39 años. Curry lo hizo en 715 encuentros (674 menos) y con 5,916 lances (570 menos) y una eficiencia de 43.3%. Tiene 32 años.

Miller solo superó los 500 lances detrás del arco en una campaña, Curry lo ha superado en siete ocasiones, incluyendo 886 en la 2015-2016. El ex Pacers promedió 4.7 intentos, la estrella de los Warriors alcanza los 8.3.

Al ritmo actual de tiros que encesta (4.1 por juego) a Curry le tomará 100 partidos para dar caza a Allen, una hazaña que puede lograr la próxima temporada.

Cuando Miller llegó a la NBA en 1988 se realizaban cinco tiros de tres por equipo en cada partido. A su retiro en 2005 ya eran 17. Cuando Curry aterrizó en 2010 eran 18, la campaña pasada llegó a 34.

“Obviamente, la próxima generación de niños, es genial intentar lanzar la pelota así, tener toda esa creatividad para ampliar tu rango, pero afortunadamente para mí, crecí en el juego y entendí lo que sucedía a puerta cerrada”, dijo Curry tras el juego.

Tira y tirar…
A Daryl Morey, el polémico gerente de los Rockets cuyo tweets sobre derechos humanos en China sobre el tema de Hong Kong le costó a la NBA más de US$400 millones, se atribuye haber terminado de convencer a los entrenadores de que tenía sentido hacer cuántos disparos detrás del arco sean posibles.

Morey, un consultor financiero salido del prestigioso MIT y fiel creyente de las analíticas aplicadas al deporte, llegó a la oficina de los Rockets en 2006 y comenzó a evangelizar con sus doctrinas. Pero en 2012, ya como gerente, consiguió a James Harden desde el Thunder, el jugador con las condiciones para llevar a cancha su laboratorio.

En la campaña pasada (2019-2020) 28 de los 30 equipos realizaron al menos el 32% de todos sus disparos detrás del arco, con los Bucks en el tope al llegar a 39.3%.

No sorprende que el pasado 30 de diciembre, Milwaukee marcó 29 tiros de tres en una victoria sobre el Heat por 144-97, es decir, que el 87 de esos puntos (el 60%) llegaron por esa vía.

Una idea más ofensiva llevó a que los jugadores trabajaran más el tiro, ya sean pequeños o grandes… y a tener luz verde para tirar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *