Apple patenta el diseño de unos iPhones y MacBooks imposibles de rayar

Una de las muchas solicitudes de patentes que presenta Apple a lo largo de cada año se ha hecho pública, desvelando que la compañía está trabajando en la mejora de calidad de sus productos, haciendo más resistentes o casi “indestructibles”.

Los tres nuevos iPhone que se presentaron la semana pasada en la keynote de Apple cuentan con una clasificación IP68, lo que les permitiría sumergirse a una profundidad de hasta metro y medio de profundidad durante 30 minutos, aunque esto no parece ser suficiente para la compañía.

En la patente se detalla un nuevo diseño tanto para los iPhone como los MacBooks que incluiría una capa exterior más resistente contra los golpes y arañazos y una capa intermedia, menos dura.

Samsung desarrolla una pantalla de móvil flexible que presume de ser irrompible

La parte externa sería de una material cerámico u otro material de base de carbono, con un grosor de entre 5 y 3 micrómetros. Mientras que la capa intermedia mediría entre 8 y 30 micrómetros.

“Si los recintos incluyen partes de metal anodizado, los arañazos, las irregularidades y los defectos pueden romper la película protectora anódica y permitir que los contaminantes se corroan del metal subyacente. Lo que se necesita, por lo tanto, son recubrimientos mejorados para superficies metálicas”, explica el texto. Esto demuestra que la marca trabaja en crear un producto construido con materiales tan duros como los diamantes, aunque no especifica cuál.

La patente se entregó en marzo de 2017 bajo el título de “Acabados superficiales resistentes a la abrasión en recintos metálicos”. Según el texto, estos materiales presentarían un aspecto brillante de color negro y tendrían una “sensación resbaladiza y fría al tacto”, por lo que “son muy adecuados para proporcionar superficies cosméticamente atractivas y protectoras a productos de consumo”.

Refuerzo metal Apple dispositivos
No está claro cuando se decidirá Apple a implementar esta tecnología, tendiendo en cuenta que la presentación de la patente fue hace más de una años, y que los últimos modelos en lanzar como el iPhone Xs, Xs Max y el iPhone Xr no están construidos con estos materiales (lo cual no quiere decir que sean fáciles de romper), es posible que la compañía haya encontrado fallos en esta idea y vayamos a tardar todavía algún tiempo en conocer a un dispositivo imposible de rayar.

Comentários no Facebook