ATENCIÓN: Remedios de uso externo para calmar el sarpullido

ATENCIÓN: Remedios de uso externo para calmar el sarpullido

El sarpullido puede aparecer como consecuencia de varios cuadros clínicos. Algunas de sus causas incluye el contacto con sustancias irritantes o alergias. Se caracteriza por causar pequeños parches rojos, irritación y comezón. En ocasiones puede producir dolor, descamación y pequeñas protuberancias. ¿Cómo calmar el sarpullido?

El tratamiento para esta condición puede variar en función de su causa subyacente. Sin embargo, a menudo se emplean tratamientos de uso tópico como lociones y cremas. Asimismo, existen algunos remedios de origen natural que contribuyen a calmarlo. A continuación te damos 5 opciones que puedes probar en casa. ¡Toma nota!

La mayoría de los sarpullidos son leves y desaparecen en pocos días. Algunos se producen de manera inmediata, pero otros van desarrollándose progresivamente. En cualquier caso, son bastante incómodos, pues producen comezón, ardor y otros síntomas que pueden complicarse si no se les brinda un tratamiento.

La forma de calmar el sarpullido depende mucho de la enfermedad que lo ocasiona. Por eso, ante sus síntomas, lo ideal es consultar primeramente al médico. Ahora bien, independientemente del diagnóstico recibido, se pueden probar algunos remedios naturales que pueden ayudar a aliviarlo.

1. Aceite de coco

frasco con aceite de coco para calmar el sarpullido
Mediante este preparado aportarás una gran hidratación a la piel a la vez que ayuda a calmar las erupciones.

El aceite de coco orgánico es uno de los mejores remedios caseros para calmar el sarpullido. Contiene ácidos grasos, antioxidantes, vitaminas y minerales que mejoran la salud de la piel. Además, es altamente hidratante y disminuye las reacciones alérgicas.

¿Cómo utilizarlo?

  • Adquiere aceite de orgánico 100 % puro.
  • Cuando lo tengas a mano, toma una pequeña cantidad y aplícalo sobre la piel como si fuese crema.
  • Frótalo varios minutos, hasta que absorba por completo.
  • Déjalo actuar sin enjuagar y repite su uso al día siguiente.

Descubre: Cómo tratar sarpullidos en la piel

2. Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio tiene propiedades que ayudan a restablecer el pH cutáneo. Debido a esto, es uno de los mejores ingredientes para calmar el sarpullido y las alergias. Incluso, tiene un ligero efecto antiinflamatorio que disminuye la irritación y el ardor.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de bicarbonato de sodio (60 g)
  • 1/4 de taza de agua destilada (62,5 ml)

¿Cómo utilizarlo?

  • Prepara una pasta con el bicarbonato de sodio y el agua destilada.
  • Posteriormente, aplícala sobre las áreas afectadas.
  • Deja que actúe 10 minutos y enjuaga con agua templada.
  • Si los síntomas persisten, repite su uso.

3. Harina de avena para calmar el sarpullido

Cereales de avena en un cuenco
Una forma útil es emplear una pasta de avena que nos sirva para emplearla de forma tópica.

La harina de avena se ha empleado con diversos fines terapéuticos y cosméticos. Debido a su potente efecto antioxidante y antiinflamatorio, es uno de los mejores ingredientes para calmar el sarpullido y otros signos de alergia en la piel. Incluso, se puede usar en caso de quemaduras o lesiones.

¿Cómo utilizarla?

  • En primer lugar, puedes agregar una taza de harina de avena en el agua de la tina y tomar un baño durante 30 minutos.
  • Otra alternativa es mezclarla con un poco de agua destilada, formando una pasta cremosa. Esta misma la aplicas de manera directa sobre el sarpullido y dejas que actúe 20 minutos.
  • Úsala por 3 días seguidos o hasta aliviar las molestias.

4. Aceite esencial de manzanilla

El aceite esencial de manzanilla, e incluso la infusión de la planta, puede emplearse como tratamiento tópico para el sarpullido. Debido a sus propiedades calmantes, minimiza la irritación y acelera el alivio de los parches rojos que arden.

¿Cómo utilizarlo?

  • Añade aceite esencial de manzanilla en el agua de la tina y toma un baño de 20 minutos.
  • Si lo prefieres, usa la infusión de la planta como loción. Déjala actuar sin enjuagar y repite su aplicación 2 veces al día.

Lee también: Púrpura: síntomas y cómo se debe tratar

5. Aceite de jojoba

Aceite de jojoba
La jojoba tiene activos con actividad antiinflamatoria interesantes para reducir los síntomas del sarpullido.

Otro aceite con propiedades antiinflamatorias que protegen la salud cutánea es el aceite de jojoba. Este producto hidrata los tejidos y reduce la irritación. Además, también contribuye a una mejor absorción de los medicamentos tópicos.

¿Cómo utilizarlo?

  • Toma una pequeña cantidad de aceite de jojoba y frótala sobre las zonas afectadas.
  • Deja que actúe sin enjuagar y, si lo consideras necesario, repite su uso 2 veces al día.

En resumen, para calmar el sarpullido…

Se pueden utilizar muchos ingredientes de origen natural para controlar el sarpullido y sus molestias. Sin embargo, se requieren más investigaciones científicas para determinar por qué en muchos casos son efectivos y en otros no. En cualquier caso, su aplicación puede acelerar el alivio de esta condición.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *