PN suspende agentes por supuesto soborno en Baní

PN suspende agentes por supuesto soborno en Baní

 BANÍ .- La Policía Nacional  suspendió a  varios miembros de la institución por estar involucrados un supuesto soborno de 250 mil pesos que le dio el padre de un joven al que se le acusa de la muerte de un menor de 15 años, durante un atraco ocurrido en Baní en agosto pasado.

Los oficiales que investiga la Dirección Central de Asuntos Internos de la Policía, son el coronel Marco Antonio Matos Lara, el mayor Carlos Alberto Céspedes Moreta, el primer teniente Efren Avelino Andújar Castillo, el segundo teniente Santo Carvajal Guzmán, el sargento mayor Santo Suárez Martínez, y el cabo Julio César Ibert Montero, acusados de aceptar el supuesto sobornos, así como de encubrir delitos y crímenes cometidos por una banda que operaba en el sector Mata Gorda de Paya-Baní.

Tras conocer al denuncia y el hecho, el director general de la Policía, mayor general Ney Bautista Almonte, dispuso que una junta de oficiales iniciaría una investigación, e instruyó al general Héctor García Cuevas, director central de Asuntos Internos profundizar las experticias y realizara las recomendar las medidas pertinentes.

Los oficiales y alistados prestaban servicios en la sub Dirección Central de Investigaciones Criminales (Dicrim), con sede en la dirección regional Sur Central de Baní, provincia Peravia.

Los miembros del Dicrim son acusados por la profesora Julissa Martínez Peguero, madre de Roylan Martínez, de 15 años, asesinado de un balazo el 19 de agosto pasado a las 2:30 de la madrugada, en el Sector Mata Gorda de Paya-Baní, y atribuye a los agentes policiales de aceptar un soborno de 250 mil pesos de Israel Cruz Soto, padre de Ismael Cruz (El Gordo), para que no lo apresaran cuando se presentaron a su vivienda con una orden de arresto.

Según la Policía y las investigaciones, Martínez transitaba en una passola junto a los jóvenes Angélica y Piringo, por la carretera Sánchez, y próximo a la Fosferera, tras salir del bar Fénix, fueron tumbados de la passola por El Gordo y Edward Yunior Cruz Herrera (Ricopiolo).

El caso se reportó como “un accidente de tránsito”, pero la madre de Martínez, quien estuvo ingresado en cuidado intensivo en una clínica privada, dijo que este previo a morir dijo a la Policía que los golpes que recibió cuando cayó al pavimento al ser derribado de la passola por El Gordo y Ricopiolo quienes lo atracaron.

La educadora Martínez Peguero, presentó denuncia en la Policía en contra de El Gordo y el Cruz Herrera, pero día después dijo que los agentes del Dicrim no hacían nada por apresar a los culpables de provocar la muerte de su hijo.

Tras realizar la denuncia en la fiscalía y los medios de comunicación de la negligencia policial, “dijo que los Policías con la orden de arresto en manos se presentaron a la residencia del padre de El Gordo, que al preguntar qué ocurría y los agentes explicarles porqué lo buscaban, este supuestamente le entregó 250 mil pesos y les dijo “digan que no lo encontraron, a pesar de que estaba en la casa”.

El informe oficial indica que tras el hecho, el señor Israel Cruz salió y compró un ticket de avión, y ese mismo día sacó del país, para los Estados Unidos a su hijo para evitar que lo apresaran.

Comentários no Facebook