“La educación no se puede posponer, se debe priorizar”

SANTO DOMINGO.- Para el sacerdote la educación sexual debe estar dentro de un programa de educación en valores

Priorizar la educación es la acción más importante que puede llevar a cabo una persona en favor del desarrollo del ser humano. De ahí que hay que preocuparse por impartir una formación humana, espiritual y académica para que las personas se formen y puedan llevar a cabo el papel que le corresponde en la sociedad.Así lo planteó el vicario episcopal de la Pastoral Educativa de la Arquidiócesis de Santo Domingo, padre Mario de la Cruz Campusano, quien destacó, además, que la Formación Integral Humana y Religiosa (FIHR), es necesaria para la formación y el desarrollo del ser humano.“No se puede posponer la educación, hay que empezar lo antes posible a educar a los hijos y darle calidad a una educación en valores, porque es importante la formación integral del ser humano”, expresó el sacerdote.

De la Rosa Campusano expresó que desde la Pastoral Educativa se realiza una ardua labor de evangelización en el campo educativo, que impacta la calidad de la educación en sí misma desde el área de FIHR.

¿Qué es la Pastoral Educativa?

Es la acción que realiza la iglesia en favor de la educación, y en esta acción que entra la relación de la iglesia con las instituciones educativas como son las universidades católicas, los colegios, las escuelas, los maternales, los hogares de niños y adultos, con la tarea de responder a la necesidad de una educación en valores. En todos estos aspectos está también la catequesis escolar y la FIHR. La Pastoral educativa, igualmente se dedica a dar atención pastoral a todos los gestores y destinatarios de la educación, como los docentes, los alumnos, el personal de apoyo, la familia, los cuales se integran en la vivencia diaria de la comunidad educativa verificando una renovada interiorización de los valores humanos, morales y trascendentes.

¿Qué hace esa pastoral para educar en valores en los diferentes centros educativos?

Uno de los temas principales de esta pastoral es buscar una educación en valores humanos y espirituales que lleven a la formación del ser humano. Hay que dedicarse a formar a las personas, no solo transmitir conocimientos, sino una formación que ayude a los demás a ser un buen ciudadano, a ser una persona con una formación integral. La única formación que forma al ser humano como tal es la formación sacerdotal y religiosa, porque ahí se forma en cuatro áreas fundamentales para el ser humano: Se da una formación humana, espiritual, académica y pastoral que responde a la división social y funcional de la persona.

¿Considera usted que la educación tiene como centro a la persona?

Es posible que la educación tienda a eso, a tener en cuenta a la persona como centro de la educación, no a una materia, no un contenido. Si formamos a las personas estamos haciendo lo mejor, porque es la persona que va a responder adecuadamente a la sociedad.

¿Cómo tratan de integrar a la familia en la educación de los hijos?

La primera educación que se recibe es la del hogar, y sin esa educación, cualquier otra queda en el aire, porque los hogares son los que están más tiempo con los hijos, aunque ahora con la jornada extendida a veces se invierte un poco el papel, pero hace mucha falta, y siempre insistimos en el tiempo de calidad que se le debe brindar a la familia. Nosotros tendemos a trabajar con la familia en conjunto, y siempre decimos que la formación del colegio y de la universidad no puede ir distanciada de la formación del hogar, ya que ella puede formar bien a los hijos, tanto a través de los centros educativos como de las parroquias. Tenemos que dedicarnos a la formación y a la atención de la familia, porque hay muchas familias rotas con dificultades, y cuando la familia tiene dificultades, los hijos también lo tienen, y de ahí que es difícil trabajar con una persona que no tiene una base familiar, donde no le inculcan los valores.

¿Qué debe hacer la familia para dale ese tiempo de calidad a su hijo?

Es cuestión de que se busque un equilibrio, pero que se priorice la educación de los niños, porque ahí es que radica la importancia del tiempo de calidad que la familia le debe dedicar a los hijos, y es en ese punto que entra la paternidad responsable. Los hijos deben entrar en un proyecto de familia, y en ese sentido, la familia debe proyectarse y no tener hijos de manera irresponsable si no sabe darle una buena educación y atenderlos. Pero es importante que la familia tenga los medios adecuados para el sostenimiento y la educación de sus hijos, porque a veces se prioriza un sostenimiento económico material, y se deja a un lado la seguridad psicológica. Si todo el tiempo el niño está solo, se atemoriza y cualquier cosa le causa trauma, por eso hay que priorizar, tus hijos están primero.

¿De qué manera se debe educar en la sexualidad?

La educación sexual debe estar dentro de un programa de educación en valores. No todo el mundo puede dar educación sexual porque lamentablemente la agenda de política de población ha tomado la educación sexual para llevar sus objetivos. La agenda de la ideología de género ha tomado la educación sexual para cumplir con sus metas. Una educación sexual que sea sexista, buscando mostrar e insertar ideas que responden a concepciones parciales, no puede ser una buena educación sexual. Todo centro educativo debe velar porque se dé una educación sexual con una recta intención, cuyo objetivo sea educar a las personas para que pueda manejar adecuadamente su personalidad y su cuerpo.

Frente esa problemática ¿cómo se trabajan en los centros educativos?

Es un poco difícil porque estamos luchando vergüenza contra dinero. La iglesia actúa por principios, y estamos luchando con una pleyade de personas que están recibiendo dinero de esa política de población, llevada a cabo por algunos países que reciben dinero para promover la política de población. Sin embargo, nosotros estamos haciendo nuestro trabajo, que es concienciar a la familia, a nuestros centros educativos y donde quiera que podamos llevar la verdadera educación que se debe dar, que es educar en valores.

¿Cuáles programas de capacitación tiene la pastoral?

A través de la pastoral educativa estamos llevando a cabo una serie de actividades, cursos, diplomados y talleres, para capacitar a los maestros y alumnos. Estamos también por formar la asociación de docentes católicos de esta arquidiócesis para formar a esos docentes y ayudarlos a llevar sus objetivos. Cada año tenemos un congreso de pastoral educativa para formar a los maestros, de los diferentes centros educativos y universidades. Tenemos también taller de crecimiento personal, así como retiro para docentes. Nosotros nos encargamos de la formación y acompañamiento de los docentes, alumnos, directores y gestores de la educación.

Comentários no Facebook