Detienen por sexta vez a un bromista que tiene 2 millones de suscriptores en YouTube

Detienen por sexta vez a un bromista que tiene 2 millones de suscriptores en YouTube

El ‘youtuber’ especializado en bromas, Charles Ross, fue arrestado el pasado 3 de abril por oficiales de la Oficina del Sheriff de Sarasota (Florida, EE.UU.) por tomarle el pelo a una mujer usando un uniforme policial, informa Miami Herald.

El 1 de abril, día de las bromas en EE.UU. y otros países anglosajones —conocido como ‘April Fools’ Day’—, Ross, disfrazado de agente de policía, fingió poner una multa de aparcamiento a una madre con dos niños en Fruitville (Florida).

Según la declaración jurada, la mujer de pronto entendió que no había violado ninguna regla y sospechó que Ross no era policía. A medida de que el supuesto sargento empezó a actuar de manera más agresiva, temió por su seguridad. A pesar de que al final Ross le confesó que todo era broma de cámara oculta y le ofreció entradas para un concierto, la víctima fotografió su coche y fue a denunciarlo ante las fuerzas del orden.

Dado que fingir ser un oficial de policía es un delito grave, Ross fue llevado a la corte, donde se le impuso inicialmente una fianza de 10.000 dólares, aunque posteriormente fue detenido.

Además de la denuncia de la mujer, la Oficina del Sheriff de Sarasota publicó en su cuenta de Twitter otra prueba del delito: un video de una cámara de vigilancia.

“No creemos que sea gracioso cuando se pone un disfraz como este y se enfrenta a una madre de dos hijos en un aparcamiento”, cita el periódico al sheriff, Tom Knight.

Se trata de la sexta vez que Ross es arrestado por las bromas realizadas para sus videos, detalla The Washington Post. Comenzó sus idas y venidas a comisaría en el 2012, cuando el bloguero tenía tan solo 18 años.

Ross, administrador de los canales de YouTube RossCreations y Vlog Creations, que cuentan con 2 millones de suscriptores, está especializado en bromas —’pranks’, según el argot empleado en las redes, proveniente de su expresión en inglés— de toda índole, siendo algunas de ellas humillantes y peligrosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *