A la selección mayor le falta el lauro ya alcanzado por equipos menores

La selección dominicana se presenta en Japón en lo que es su octava participación en el Campeonato Mundial de Voleibol femenino, en el que formará parte de los 24 equipos que desde este sábado competirán en Japón del 29 de septiembre al 20 de octubre.

Esta es la oportunidad de ver el real crecimiento de este grupo de jugadoras que, aun cuando predomina la juventud, tienen ya la suficiente experiencia en cancha.

El país asiático dispone de seis sedes para el calendario de los 103 partidos: Hamamatsu, Kobe, Nagoya, Osaka, Sapporo y Yokohama, sede de la final.

Serbia será el primer rival del equipo dominicano que jugará en Hamamatsu en el grupo, mañana a las 3:10 de la madrugada.

Brasil, Kazajstán, Puerto Rico y Kenia seguirán en ese orden.

Jugar en el partido 103 será para los dos mejores conjuntos que atraviesen cuatro rondas, antes del juego final. Convertir en realidad ese sueño para República Dominicana exige paso o salto de gigante, por eso se tomará su discurrir día a día. En el 2014 finalizó en la quinta plaza.

Se observan reservas en esta oportunidad para afirmar hasta dónde puede llegar este conjunto. “Llevamos días estudiando los videos de los equipos oponentes”, manifestó el director del proyecto de Selecciones Nacionales Femeninas (Senafe), Cristóbal Marte.

El equipo dominicano fue el primero en llegar a Japón, a mitad de septiembre, donde concluyó su programa de fogueo establecido. Allí jugó con la selección de Bulgaria y los Seagulls de Okayama, un equipo profesional de esa ciudad.

Integran el equipo las libero Brenda Castillo y Larysmer Martínez; las salidoras Prisilla Rivera Brens, Bethania de la Cruz, Yonkaira Peña Isabel y Brayelin Martínez; las opuestas Gina Mambrú y Gaila González; las centrales Annerys Valdez, Cándida Arias Pérez, Lisvel Eve Mejía y Jineiry Martínez; las acomodadoras Niverka Marte y Camil Domínguez.

Presencia en la cima
Un rendimiento positivo en distintas competiciones internacionales se observa en las selecciones nacionales femeninas, en todos los niveles, pero a nivel mundial le falta al equipo mayor subir a un podio.

Desde que existe el proyecto Senafe las mayores exhiben títulos a nivel Centroamericano y del Caribe y continental, no así en el nivel absoluto. En categorías menores la República Dominicana se ha reído a sus anchas por títulos obtenidos.

En el 2015 se subieron al puesto principal del podio del Campeonato Mundial sub20 en Gurabo, Puerto Rico. Las hermanas Brenda y Jieneiry, Gaila y Larysmer reconocen el sabor de un trofeo mundialista. En el 2017 ganaron plata en el Mundial sub18 en Santa Fe Argentina, luego de caer 3-1 ante Italia. Y en el Mundial sub23, en Mexicali, 2013, plata y bronce en Turquía en el 2015.

Le toca ahora al equipo mayor. “Se ha hecho todo por el libro, igual como lo hicimos para el Mundial del 2014”, dijo Marte al recordar que el equipo finalizó en quinto lugar, su mejor posición en esta competición. “Considero que la selección nacional tendrá un muy buen resultado en este Mundial”, sostiene.

A la siguiente ronda
Los 24 equipos se han dividido en cuatro grupos de seis equipos que jugarán bajo el sistema todos contra todos. Los primeros cuatro equipos en cada grupo avanzan a la segunda ronda. Los 16 equipos en la segunda ronda se dividirán en dos grupos de ocho (los mejores equipos de Grupos A y D en un grupo, y los mejores equipos de Grupos C y B en el otro), informa la FIVB.

Comentários no Facebook